¿Quién paga en un accidente automovilístico?


Un accidente automovilístico puede ser muy costoso, y si eres víctima de uno, probablemente querrás saber quién pagará. Debe tener en cuenta que puede reclamar por daños a la propiedad, facturas médicas, dolor y sufrimiento, e incluso fallas comparativas. Este artículo explicará el proceso para ayudarlo a obtener el mejor trato posible.

Daño a la propiedad

En un accidente automovilístico, el daño a la propiedad puede cubrir daños a un vehículo y propiedad personal. Esto puede incluir cosas como el exterior de sus autos, interior o cualquier valor de valor en el interior. Además, este daño podría incluir daños a su hogar, esgrima o árboles. Si ha tenido un accidente que causó daños a su vehículo, es importante documentar estos elementos para que pueda probar su valor.

Los reclamos de daños a la propiedad están separados de las reclamaciones de lesiones personales, aunque se pueden hacer ambos. Los reclamos de daños a la propiedad están destinados a compensar a la víctima por cualquier daño a su automóvil o propiedad. El daño al vehículo y la propiedad personal puede incluir sistemas GPS, teléfonos celulares, CD u otros artículos. Los proyectos de ley veterinarios también pueden estar cubiertos por un reclamo de daños a la propiedad.

El período de tiempo para presentar un reclamo por daños a la propiedad en un accidente automovilístico varía de un estado a otro, pero en general, son de dos a seis años después del accidente. Para comenzar, debe informar el accidente a la policía y recopilar cualquier información que pueda sobre la otra parte involucrada. También será útil tomar fotos de la escena del accidente.

Gastos médicos

Si usted o un ser querido ha resultado herido en un accidente automovilístico, es posible que pueda recuperar algunos o todos los gastos médicos en los que ha incurrido. Sin embargo, deberá poder demostrar que estos gastos fueron causados por el conductor culpable. También debería poder demostrar que ha estado utilizando atención médica razonable.

Si tiene un seguro de salud, su compañía de seguros pagará una parte de sus facturas médicas, hasta un cierto límite. Sin embargo, si no tiene seguro o no tiene seguro, es posible que deba pagar sus propias facturas médicas. Es posible que incluso tenga que enviar sus facturas médicas a Medicare, Medicaid o su propia compañía de seguros.

Si el otro conductor causó el accidente, debe buscar una compensación de su compañía de seguros. Sin embargo, tenga en cuenta que este es un proceso complicado. Incluso si tuviera la culpa, la compañía de seguros de otros conductores no puede pagar sus facturas. En algunos casos, es posible que deba pagar las facturas médicas de su propio bolsillo hasta que reciba una compensación de la compañía de seguros de conductores negligentes. Contratar a un abogado puede ayudarlo a luchar por un acuerdo justo y obtener el dinero que necesita de manera oportuna.

Dolor y sufrimiento

El dolor y el sufrimiento en un accidente automovilístico es un concepto legal que cubre el dolor físico y mental que una persona experimenta como resultado de un accidente. Esto es separado de los costos médicos, pero incluye cosas como la pérdida de disfrute en la vida y la comodidad, así como la angustia emocional. El dolor y el sufrimiento pueden documentarse con múltiples tipos de evidencia.

El dolor físico, por ejemplo, puede incluir cosas como el dolor crónico, la depresión y la ansiedad. El aspecto emocional del dolor y el sufrimiento es difícil de cuantificar, pero es crucial para recibir una compensación en una demanda por accidentes automovilísticos. Puede afectar a las víctimas mental o físicamente por el resto de sus vidas, y puede interferir con su capacidad para trabajar o disfrutar de la vida.

El método más utilizado para calcular el dolor y los daños por sufrimiento es el método de periódico. Según este método, se otorga una cantidad por cada día que una persona tiene dolor y sufrimiento. La cantidad suele ser de cien dólares por día y se calcula entre la hora del accidente y la fecha de recuperación completa. Este método es sencillo, pero puede ser inexacto porque la fecha de corte se selecciona arbitrariamente.

Falla comparativa

La falla comparativa es una parte importante de un reclamo de accidente automovilístico, particularmente cuando se trata de la compensación que puede recibir. En algunos estados, un jurado puede decidir cuánto debe pagar cada parte por los daños. Esta decisión puede tomarse en base a un informe de accidente policial y declaraciones de los conductores y testigos. El jurado también puede considerar la reconstrucción de la escena del accidente. La decisión sobre la falla comparativa puede tener un gran impacto en el acuerdo que le ofrece su compañía de seguros.

En Nueva York, la falla comparativa se ha convertido en un problema complicado para las víctimas de accidentes. De hecho, puede ser imposible obtener una compensación si es parcialmente culpable del accidente. En algunos estados, sin embargo, la falla comparativa no se aplicará. Este es el resultado del hecho de que la falla comparativa no es tan estricta como negligencia contribuyente.

Hay muchos modelos de falla comparativa. En Nevada, por ejemplo, un jurado puede decidir que el conductor tuvo un 50% de culpa por el accidente. Mientras que en Nevada, esto no es suficiente para evitar que el demandante recolecte cualquier compensación. California tiene una ley similar y permite que una persona recolecte la mitad de sus propios daños.