¿Puedo recibir una compensación por mi dolor y sufrimiento?